II Premio Rafael Altamira 2014

El segundo Día Rafael Altamira se ha desarrollado el 10 de marzo en la Sala de Juntas de la Facultad de Derecho, donde se encuentra la colección de retratos de todos los decanos de dicha Facultad, entre ellos el de Rafael Altamira. Este año el acto ha estado presidido por la Vicerrectora de Estudios de Grado, Dra. Silvia Iglesias junto con el Decano de la Facultad de Derecho, Dr. Raúl Canosa y Pilar Altamira.

La sesión ha tenido dos partes: en la primera, Pilar Altamira ha presentado el libro recientemente publicado de Rafael Altamira, Lecturas americanas (Ed. Analecta, Madrid, 2014), que recoge las numerosas colaboraciones de Rafael Altamira, entre marzo de 1901 y enero de 1905, para la revista La España moderna, creada por José Lázaro Galdiano, con el que tuvo una buena amistad. En esencia, son 33 crónicas o resúmenes críticos, por expreso encargo de Lázaro Galdiano, de todo lo que se publicaba en América sobre temas relacionados con las humanidades, que dejan  patente el enorme potencial intelectual de Altamira, su gran comunicación con América y su amplia visión sobre todos los temas relevantes del momento.

Rafael Anes Álvarez de Castrillón, catedrático de Historia Económica de la Universidad de Oviedo, encargado de tratar el tema de la aportación de Rafael Altamira en la creación y mantenimiento de la “Extensión universitaria” de la Universidad de Oviedo, no pudo asistir y su texto fue leído por Remedios Morán, catedrática de Historia del Derecho de la UNED.

José Sánchez-Arcilla Bernal, catedrático de Historia del Derecho de la UCM, analizó admirablemente la aportación de Rafael Altamira a los estudios de Derecho comparado.

En la segunda parte de la Sesión, se otorgó el II Premio Rafael Altamira,  concedido este año al profesor José María Coma Fort, catedrático de Derecho romano en la UCM, por su trabajo “Codex Theodosianus. Historia de un Texto”, quien trazó una breve exposición de su tratado.

Pilar Altamira, José María Roca Fort y José Manuel Pérez-Prendes

A continuación, el profesor José Manuel Pérez-Prendes pronunció una magnífica laudatio de dicho profesor, en la que lo ha valorado dentro del campo de la investigación sobre las fuentes del Derecho romano. Después de un afectuoso recuerdo a los antiguos y tímidos intentos de Isidoro de Sevilla, Pérez Prendes manifestó que España no ha tenido más que un solo científico que aventajara a todos los demás de su tiempo: Antonio Agustín en el siglo XVI. Bajaría la categoría hasta la figura de Finestres en el siglo XVIII y habría que esperar hasta el XX para volver a tener otro maestro en esa materia como fue el caso de Álvaro D’ Ors. La estirpe y nivel de D’ Ors continúa hoy en Javier Paricio y sus discípulos como Coma Fort, Rodríguez Martín y otros, como queda acreditada con el trabajo premiado.

La sesión se clausuró con unas palabras del Decano y la Convocatoria del III Premio Rafael Altamira, que se publicará en la página de la Facultad, y que contará desde ahora, además de con la estatuilla en bronce de Altamira, obra del escultor alicantino Miguel Darío Bañuls, con una dotación económica, aportada por los Promotores del Día Altamira: Pilar Altamira, la Facultad de Derecho, la Asociación de Historia Colonial Lusitanista Comparada (HALCO) y el Seminario de Derecho romano “Ursicino Ávarez”, con la esperanza de que se mantenga en el tiempo con la calidad del premiado en la presente edición.